Vacaciones en Narón, no te las pierdas

Galicia es un destino turístico bastante apreciado por los veraneantes, aunque seguramente no sea tan conocido. La gente prefiere costas, por supuesto, y las del Mediterráneo a poder ser, con sus aguas cálidas y playas arenosas de kilómetros y kilómetros, así que el territorio gallego es más de otros con gustos por los bosques y montañas, o lo que se llama el turismo rural. Los segundos han acertado completamente, y los primeros no saben lo que se pierden.

Vivo en Narón, un pueblo de la provincia de La Coruña, muy cerquita de El Ferrol y con una población no muy numerosa durante ciertas épocas del año. En verano, por supuesto, aumenta un poco gracias a los veraneantes, pero tampoco demasiado, porque parece que no ha sido descubierto todavía por demasiados turistas… Y, ¡ahh!, no saben qué gran error pensar que por ser un municipio más bien pequeño, tener pocas calas llenas de rocas y estar casi escondido en un estuario no tenemos mucho que ofrecer.

Para empezar, nos contamos entre las cuatro poblaciones más grandes de Galicia, aunque los habitantes estamos muy repartidos por el territorio. Así que no nos falta nada significativo: tenemos historia, geografía, infraestructuras, tecnología y, lo más importante, una gran riqueza en gentes, que no es algo que se deba desdeñar. Como dato, te diré que los naturales de Narón es muy raro que veraneemos fuera, y si lo hacemos, volvemos intermitentemente al lugar cada poco tiempo, porque realmente echamos de menos las condiciones que tenemos aquí. ¿No te parece curioso, al menos un poco?

Tengo familiares que por supuesto han salido del pueblo y se han establecido en otros lugares, por motivos de estudios o de trabajo, tampoco hay que exagerar; pero, como digo, acaban volviendo aquí, de regreso o de visita, no importa en realidad. Y es que no sólo echamos de menos Narón, sino que además nos encanta contar sus bondades y maravillas allá por donde vamos. Como imaginarás, esa es una de las razones de mi blog: he decidido hacerlo yo también, pero a lo grande, así que me he decidido por internet, el mayor medio de difusión que existe en la actualidad. Sé que como idea ha sido formidable, aunque lo que resulte en la práctica, el tiempo lo dirá.

Creo que lo he empezado en el momento correcto, a punto de que todo el mundo esté pensando dónde irá este verano de vacaciones (sí, sé que hay gente previsora que ya lo decidió hace tiempo, pero cuento con todos los demás, que como clásicos españoles lo dejan todo para el último momento). Sólo seguid visitándome y veremos si realmente puedo ser tan buen embajador de mi tierra.