bookmark_borderSan Juan, las sardinas y otras historias…

A pocas horas de que se celebre en toda España la noche de San Juan, quiero recordar que, si hay un lugar donde realmente tiene gran tradición esta noche, ese es Galicia. De hecho, las hogueras de San Juan de A Coruña han sido declaradas Fiesta de Interés Turístico Internacional, así que por ahí comprenderá la gran tradición que eso significa para todos los gallegos, los coruñenses y por supuesto los habitantes de mi pueblo, Narón. Esta noche mágica es una mezcla de la tradición cristiana asociada a San Juan, pero también a otras tradiciones paganas, como la del solsticio de verano, que los antiguos celtas celebraban prendiendo hogueras como adoración a sus dioses, y a ciertos rituales de las famosas meigas, las brujas de la tradición gallega. Como ves, una mescolanza de razones para adorar esta festividad y hacerle honores con nuestros fuegos a pie de playa.

Como digo, Narón no permanece ajeno a todas estas celebraciones, de hecho nos lo tomamos muy en serio. Esta próxima noche será una fiesta memorable, pero si hay algo que todo gallego ama además de las hogueras en San Juan, es una buena brasa de sardinas. ¡Ahhh, nuestro oro del mar…! Nunca un pescado tan humilde es tan apreciado, aunque según he oído los precios estos días han ido por las nubes, pero… ¡qué leches, un día es un día! O más bien una noche, mañana tendremos seguramente una digestión pesada gracias al atracón de pescado azul y la cabeza un poco confusa gracias al humo y a las cantidades de alcohol que hayamos ingerido…

De todas formas, venir a un lugar como Narón y no probar su pescado, al igual que en toda Galicia, es todo un pecado, vamos. El pescado y el marisco son los elementos básicos de las recetas locales, la mayoría de los cuales son sencillos y conservan el sabor natural de los ingredientes. Los productos locales y las carnes, especialmente la carne de res y cerdo, son también una parte importante de la tradición culinaria, que logra combinar recetas populares con las recetas más elaboradas y aristocráticas de ciudades como A Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol. Por supuesto, no se pueden olvidar nuestros caldos: cualquiera de los magníficos vinos gallegos que tienen una Denominación de Origen (Monterrei, Ribeira Sacra, Ribeiro, Rías Baixas y Valdeorras) son magníficos para acompañar estos platos. Y, para el postre, está el famoso pastel de Santiago (con almendras, azúcar y harina). 

Así que disfruta de tu noche de San Juan donde quiera que estés, que nosotros en Narón lo haremos seguro.