Narón Turismo

Portal NO oficial de Turismo de Narón.

descargar ruta

mapa da ruta

 

De la riqueza de la cultura gallega recuperamos la tradición de nuestros antepasados celtas, a través de los vestigios que hoy se conservan de aquellos asentamientos fortificados, podemos imaginarnos la vida de la época, así pues, empezamos la ruta por los castros de Narón.

Partimos del Monasterio de O Couto en dirección a A Picota, caminando monte arriba, la perspectiva nos permitirá apreciar los fosos del Castro de O Petouzal de hasta 5 metros de profundidad y cuyos muros defensivos alcanzan los 10 metros de altura.
Tras bajar al Molino de As Aceas, nuestro siguiente destino es el Castro de Sequeiro, cuyas dimensiones ocupan 140-120 metros de ejes, incluyendo un antecastro donde crece un prado. Cuenta la leyenda a cerca de este castro, que al parecer podría estar comunicado con el Pazo de Os Mouros en Pena Ferreira a través de túneles submarinos.

A continuación deberemos tomar la carretera de Os Vicas, donde también encontraremos un castro de forma ovoidal con una dimensión de aproximadamente 100 metros de eje mayor. Muy cerca se ubica el Castro de A Revolta de menor tamaño y prácticamente cubierto por la vegetación.
Seguimos la carretera hasta llegar a Sedes, en esta parroquia se encuentra el Castro de Eiravedra, sin duda destaca entre los demás tanto por su situación privilegiada como por su conservación. Nace en este castro una bonita leyenda a cerca de una apasionada historia de amor a la que el padre de la joven se oponía, éste amenazó con hechizarla si continuaba esa relación y cumpliendo su palabra, ella se vio transformada en una horrible serpiente, sólo con el beso de su amado lograría romper el hechizo pero tras dilación, finalmente triunfó el amor. Para dar con su emplazamiento hemos de fijarnos en los indicadores que pista tras pista nos adentran en la naturaleza en su estado más puro. Las dimensiones de este castro alcanzan los 130 metros en su circuito interior amurallado y 140 en el exterior con marcado terraplén, en él podremos observar restos de las paredes de las típicas pallozas de piedra que en sus orígenes estaban cubiertas de un tejado cónico elaborado con paja de centeno, estas viviendas circulares eran el refugio perfecto en los fríos inviernos.

Próxima parada, Pedroso, para llegar deberemos tomar dirección San Sadurniño por la carretera AC-112, allí encontramos el Castro de Pereiruga menos definido que los anteriores, se sitúa pegado al Monte de Os Nenos. Muy cerca tenemos la oportunidad de conocer el auténtico estilo de casas rurales en el lugar de Pereiruga de Abaixo.

Seguimos en Pedroso y nuestra última parada, Castro de A Ermida situado al sur del lugar de Mosteiro. Su demarcación es casi inapreciable en la actualidad pero aprovecharemos el paso para visitar la Ermita de la Virgen de la O, antiguamente se sacaba a la Virgen en procesión en tiempos de sequía para conseguir que lloviese y de ahí se mantiene hoy una romería popular el segundo domingo de mayo.