Fin de semana en un universo paralelo

¿Quién dice que los juegos de cartas están muertos? Cierto, es verdad que su verdadero boom fue hace un par de décadas, antes de que las videoconsolas y los juegos RPG online irrumpieran en nuestras vidas, pero ha habido muchos aficionados a ellos (frikis en idioma coloquial) que nunca los olvidaron y que los han mantenido con vida y en activo.

Y la mejor prueba de ello es ver cómo se han divertido los asistentes a la última edición de la Impact Weekend, celebrada en Narón este fin de semana. Desde el viernes, unas 300 personas se acercaron a esta cita para disfrutar del juego en grupo de varios de los juegos de rol en formato de cartas que siguen haciendo furor entre los aficionados. Durante sus tres días de duración, volverán a la vida los famosos Old School, Legacy Impact Returns y Magic The Gathering.

Seguramente, muchos de nosotros ya hemos olvidado la emoción de este tipo de competiciones, donde la acción física es mucho menos importante que una buena táctica de estrategia. Los juegos de rol actuales tiene mucho de acción, y son fáciles de meterse dentro de sus personajes cuando tienes que teclear furiosamente, mover el mando o incluso saltar y moverte en tiempo real con las nuevas plataformas de juego. Comparado con esto, es cierto que las cartas proporcionan un ambiente menos cargado de adrenalina, pero a cambio el intelecto juega un papel primordial: no sólo es lo que te sale en las cartas, sino sobre todo cómo usas cada una de esas características en cada ocasión y con cada contrincante con el que te llegas a enfrentar. Es una manera diferente de vivir estas historias de rol, aunque fue la primera de ellas, y fue tan buena que hizo que el sector se desarrollara y llegáramos al punto en el que estamos hoy.

A pesar de producirse en plena época de vacaciones veraniegas, donde se prima más estar con la familia o aprovechar para conocer nuevos lugares, realmente la Impact Weekend ha tenido una acogida excelente, y será un evento a tener en cuenta para los próximos años para cualquier oferta de ocio que se quiera presentar a la ciudadanía.